Conversación con Rodrigo y Dominga Ortúzar

Hijo y nieta de OrtúzarA mediodía del jueves 10 de mayo, el equipo se reunió con Rodrigo y Dominga Ortúzar, hijo y nieta del artista Carlos Ortúzar, socio fundador que propuso formar el Taller de Diseño para la Arquitectura (DI).  La conversación recorrió distintos aspectos de la vida del maestro: su formación, su etapa de estudios en el extranjero y sus experimentos con materiales y técnicas propias de la producción industrial y la tecnología. También abordamos el  actual anonimato y deterioro de las obras que aún perviven.

Carlos Ortúzar, fallecido en 1985, realizó un extenso periplo artístico que se caracterizó por la búsqueda permanente de la síntesis geométrica y la visión lúdica del arte, un enfoque que haya su correlato en la concepción de la ciudad como un espacio válido para ser intervenido por el artista, concibiendo al arte como una energía que trasciende los museos.

En relación a su formación, destaca su estadía en Nueva York en  los años sesenta gracias a la obtención de una beca Fullbright. En esta ciudad Ortúzar continuó trabajando con materiales industriales y se empapó de la bullante y experimental escena artística neoyorkina. Allí coincidió con otros importantes artistas chilenos como Nemesio Antúnez, Guillermo Nuñez, Martínez  Bonati e Iván Vial.

Filmación de entrevista

Rodrigo, quien es cineasta, nos contó cómo el artista experimentaba con diferentes objetos: globos de colores, luces y trampas para ratón, todo ello para observar las reacciones de la gente ante la incorporación de acciones artísticas en el espacio público. Cuando le preguntamos respecto a intervenciones de su padre en estaciones del metro de Santiago nos dijo que en Manuel Montt había un mural vitrocerámico, lamentablemente no queda huella de esta obra, ya que ha sido recientemente destruida en aras de una supuesta “modernización estilística” del metro.

Dominga Ortúzar estudia estética en la Universidad Católica. Con ella conversamos sobre el lugar del DI en el arte chileno, que para Dominga representa un movimiento de vanguardia, ya que rompió con el arte precedente y constituyó una propuesta modernizadora del arte chileno, al integrarlo al diseño y la arquitectura. También nos habló de la importancia de la síntesis geométrica y la influencia del minimalismo en los trabajos de Carlos Ortúzar, una concepción que marcó toda su vida artística, un ejemplo de lo cual es el monumento al general Schneider, que aún podemos visitar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s